domingo, 31 de marzo de 2013

HIPERBARISMO

Cuando nos sumergimos a determinada profundidad nuestro cuerpo experimenta unos cambios que hay que tener encuentra. Cuando realizamos la actividad del buceo, las altas presiones que alcanzan los buzos debajo del mar no se pueden tomar de broma, ya que a veces los han llevado hasta la muerte.

                         

Las altas presiones afectan al odio medio en concreto el tímpano, los pulmones, empastes dentales... Durante la inmersión del ser humano se ha encontrado que se reduce la frecuencia cardíaca, produciendo un estado de bradicardia (frecuencia cardíaca menor de 60 latidos por minuto). El agua fría además exagera esta sensación. La respiración por consiguiente será mucho más activa que en el exterior, ya que se basa en vencer la presión positiva, además hay que tener en cuenta que el aire comprimido es mucho más denso de lo normal y esto aumenta el nivel de viscosidad de los bronquios.El aumento en la presión parcial del nitrógeno puede resultar en la Narcosis por Nitrógeno. Por lo regular, esta condición puede ser evidente cuando los buceadores con escafandra se aproximan a los 30 metros de profundidad. 


                                      

Los peligros que  vienen asociados al  submarinismo son variados, como: 
  • Enfermedad por descompresión o Bends: Los buzos deben respirar una mezcla gaseosa que lleve al menos un gas inerte y debe permanecer un tiempo y en una profundidad determinada para que se produzca esta enfermedad.Es de las dolencias más graves que puede experimentar un buceador. Formación de burbujas de nitrógeno en nuestro organismo, por sumersiones o salidas demasiado rápidas. 
  • Otros barotraumas: La presión del aire debe ser igual a ambos lados del tímpano para que nada suceda. Cuando  las diferencias son considerables se produce una rotura del tímpano.
     -Barotis media: producida como hemos dicho anteriormente  por una presión desigual en ambos lados del tímpano. La trompa de Eustaquio normalmente ayuda a eliminar esta diferencia de presión, pero cuando la diferencia se produce muy rápido tiene que pasar por la trompa de Eustaquio igualmente rápido para igualar, pero si esta zona no esta en perfectas condiciones puede llegar a provocar que el tímpano se dañe o llegue  a romperse.
                                         
    - Aerosinusitis: se produce por cambios de presión producidos por una mala comunicación de los senos con la nariz. Suele dañar la  mucosa sinusoidal o crear una sinusitis aguda.

                                       


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada